• Una taza de té, una taza de iluminación

Meditación:
Respiro suavemente y tranquilizo mi mente.
Tomo un sorbo de té y sonrío.
Vivo el momento presente sabiendo que es un momento bello.

“Respiro suavemente y tranquilizo mi mente”
Recitar estas líneas es como tomar un vaso de limonada fría en un día caluroso de verano, puedes sentir como el frescor penetra tu cuerpo, cuando respiro y recito estas líneas siento inmediatamente que mi respiración tranquiliza mi miente y mi cuerpo.

“Tomo un sorbo de té y sonrío”
Una sonrisa puede relajar toda la musculatura facial, Lucir una sonrisa es la señal de que somos dueños de nosotros mismos.

“Vivo el momento presente…”
Estoy aquí sentado tomando una taza de té y no pienso en nada más, estoy sentado aquí y sé exactamente dónde estoy.

“…sabiendo que es un momento bello”
Es un placer estar sentado saboreando el té, recuperar la respiración, la sonrisa y nuestra auténtica naturaleza. Estamos citados con la vida en este momento.
Si no estamos alegres y en paz ahora mismo ¿cuándo vamos a estarlo? ¿mañana? ¿pasado mañana? ¿qué es lo que nos impide ser felices ahora mismo?

Respirando y tomando una taza de té, podemos decir simplemente:
Este tranquilo y sonriente momento presente es un momento hermoso.

Una taza de té
Una taza de iluminación

Si sabes como respirar y sonreír la felicidad está ahí, porque la felicidad siempre está a nuestro alcance en el presente. La felicidad se fundamenta en la concentración por tanto la condición básica para ser felices es concentrarse en ser felices. Si no somos conscientes de nuestra felicidad no somos realmente felices (si permanecemos conscientes, un no dolor de muelas puede ser una delicia).

Practicar la meditación es volver al presente para reunirse con las flores, el cielo azul y los niños. Podemos ser felices.

Basado en las enseñanzas de Thich Nhat Hanh

Comments